Saltar al contenido

Por qué un español puede ser mejor profesor de inglés que un nativo

8 enero 2020
letras de la palabra English sujetas por manos

¿Realmente un profesor nativo es mejor que un profesor español para impartir un idioma?

Si quiere contratar a un profesor privado de inglés para su hijo y le dan a elegir entre uno nativo y otro nacido en su mismo barrio y no dispone de ninguna información complementaria seguramente elegirá al nativo, puesto que su conocimiento del idioma será muy superior al de su vecino. Pues bien, quizá se equivoque.

Debemos analizar tranquilamente cuales son son sus características. Para analizarlo hemos escuchado a Peter Megdyes, filólogo húngaro una de las grandes autoridades mundiales sobre este tema.

El no nativo, el mejor rol modelo

Si los alumnos ven que el profesor español hablar inglés de forma fluida, tal como lo haría un profesor nativo, pensarán que ellos también son capaces.

“Un profesor que no sea nativo puede considerarse un mejor modelo para sus alumnos, más allá del mero uso de la lengua. Por el contrario, aprender del nativo que maneja a la perfección su propia lengua puede resultar más descorazonador ”.

Puede utilizar ambos idiomas mejor

El idioma natal puede ser mucho más útil para explicar una regla gramatical o ciertas palabras del vocabulario. Medgyes utiliza una historia para hacernos comprender por qué, al contrario de lo que suele afirmarse, a veces es útil retornar a la lengua madre.

“Nunca olvidaré cuando era un joven profesor que sólo utilizaba el inglés en su clase, y quise explicar el concepto de luz a los alumnos. Apunté al techo, mostrando les que la luz venía de ahí. Pero me di cuenta poco después de que los niños pensaban que me estaba refiriendo al techo. Así que en lugar de proporcionarles el equivalente en húngaro, que lo habría clarificado todo rápidamente, di un rodeo”, explica el profesor. En otras palabras, el idioma natal puede ser mucho más útil para explicar una regla gramatical o ciertas palabras del vocabulario. “Hay ciertas ventajas en usar, sin abusar, tu lengua natal”.

Mayor empatía con el profesor

Los hablantes no nativos suelen seguir el mismo proceso a la hora de aprender un idioma, por lo que los profesores comprenden mejor las dificultades de sus alumnos, que ellos mismos padecieron.

“Por ejemplo, en húngaro no hay ninguna diferencia entre heshe e it (‘él’, ‘ella’ y ‘ello’)”, señala el autor. “Para nosotros es un problema real, porque a veces señalo a una mujer y digo ‘¿no es eso bonito?’ (isn’t it pretty?), y un hablante en inglés me dice: ‘¡pero si es una mujer!’). Como hablante húngaro, sé que van a cometer el mismo error, y por eso puedo estar prevenido”.

¿ Y ahora? ¿Elegirían al profesor nativo?